Un día en… Sóller (Parte II)

puerto-de-soller

Continuamos con nuestra jornada en Sóller, en la que ya nos toca buscar un lugar en el que tomar un tentempié. Prepárate para disfrutar de una tarde repleta de buenas sensaciones que te dejarán la sonrisa en estado permanente. ¡Seguimos con nuestra ruta sollerica!

14:30h: Una rica comida en el centro

Te proponemos visitar uno de los que ha sido calificado como de los mejores restaurantes de Sóller. Te hablamos de Ca’n Boqueta, cuya traducción literal sería Casa Boquita. Está ubicado en una antigua casa mallorquina con los típicos techos altos y las paredes de piedra. Antes de nada, procura reservar una mesa en cuanto hayas llegado a Sóller. El lugar no es de grandes dimensiones y no quisiéramos que te perdieras la experiencia por no haber sido previsor. Más abajo encontrarás todos los datos de contacto del restaurante. La cocina es mediterránea tradicional con toques innovadores y, a pesar de que puedas llevarte la impresión, debido a la sofisticación del lugar y de su cocina, de que es un lugar carísimo, debemos decirte que, teniendo en cuenta la relación calidad-servicio-precio oscila entre los 15 y los 20 euros. Por las noches, ofrecen menú degustación de cinco pasos con opción a maridaje (hecho que sube el precio de la cena considerablemente, pero que merece absolutamente la pena).

Qué: Restaurante Ca’n Boqueta.
Cuándo: a mediodía menú, por la noche degustación.
Cuánto: menú, entre 15 y 20 euros por persona; menú degustación, entre 30 y 35 euros por persona; y menú degustación con maridaje, entre 48 y 55 euros por persona.
Dónde: Gran Vía, 43. Sóller.
Teléfono: 971 638 398.

17:00h: Nos vamos al puerto

Si has seguido nuestra recomendación anterior, ya tienes incluido en el billete el transporte en tranvía hasta el Puerto de Sóller. Si prefieres comprarlo in situ, no hay ningún problema, solo tienes que dirigirte a las taquillas cercanas a la estación del tranvía. El trayecto es muy agradable, y sigue en la dinámica del primero que hemos realizado, con sensaciones cercanas a la aventura. Una vez hayamos llegado, lo único que debemos hacer es dejarnos embargar por la belleza, la calma y la paz que se respiera en el Port de Sóller. La brisa y su aroma nos transporta mentalmente y tendremos la sensación de que los problemas no existen. Para aquellos que sean más escépticos, les recomendamos encarecidamente que traten de tener esta misma experiencia en el mirador del puerto. Desde allí no nos podrán negar el torrente de sensaciones que invaden al cuerpo admirando la belleza de este puerto natural cobijado en la grandiosidad de la Serra de Tramuntana. Date un paseo por el puerto, investiga todos sus rincones, que ya va quedando poco para terminar nuestra jornada sollerica.

20:00h: Nos comememos las vistas

Una vez hayamos descubierto la magia del Port de Sóller, vamos a dar un paso más, el que anteriormente recomendábamos para los más escépticos, y subiremos a lo que muchos viajeros llaman nirvana mallorquín. Nos dirigimos al restaurante mirador Es Faro, situado en lo alto de la carretera del puerto, en Cap Gros de Moleta.
En Es Faro podremos disfrutar de una cena a base de marisco y pescado, que es lo que se suele ir a comer a Sóller y al puerto (puesto que el puerto de Sóller es uno de los más conocidos en la isla por las características de las piezas que pescan) con unas vistas de impresión. A nuestros pies, el mar. No existen palabras para describirlo, de forma que te recomendamos que lo visites, aunque no quieras cenar y prefieras únicamente tomate un refresco.

23:30h o hasta que el cuerpo aguante…: vuelta a casa

Menudo día inolvidable hemos pasado en Sóller, y es que parece mentira que un mismo lugar pueda ofrecernos planes y dar lugar a emociones tan diferentes. Hemos pasado por la historia de Sóller con el ferrocarril; hemos conocido la cultura de sus gentes a través de los estilos arquitectónicos y del arte que envuelve sus calles; hemos descubierto la gastronomía de la isla de la mano de los mejores restaurantes de la zona; y por último, hemos dejado volar nuestra imaginación guiados por la paz del ambiente del puerto. Pero ahora toca volver. Como te hemos comentado en la primera parte de esta aventura, si has llegado a este punto en la jornada, no puedes volver en tren, puesto que el último parte de Sóller a Palma a las 19:30h. Ten en cuenta que quizá tendrás que haber alquilado previamente un coche o llamado un taxi para que te deje de nuevo en el lugar de origen.