Un día en… Palmanova

un-dia-en-palmanova

Hoy te proponemos un plan a jornada completa en el que podrás disfrutar de multitud de sensaciones diferentes. Habrá sol, playa, comida rica y hasta un divertido paseo en velomar. Esta visita es perfecta sean cuales sean las condiciones: puede adaptarse para ir con niños, con la pareja, con amigos… digamos que se trata de un plan polivalente al que podremos añadir o quitar actividades según nuestras necesidades. ¡Empezamos!

Las mañanas al sol

La playa de Palmanova es de grandes dimensiones y está dividida en dos calas separadas por unos acantilados de escasa altura por los que se puede acceder a través de unas escaleras. Ambas calas presentan un ambiente parecido. Es una zona turística y podríamos decir que se trata de un lugar en el que a partir de las doce de la mañana empieza a ser misión imposible colocar la toalla en la arena, a pesar del gran tamaño del arenal.
Aún así, te recomendamos que madrugues un poco y aproveches bien la mañana para broncearte y darte un chapuzón en las aguas tranquilas y frescas de Palmanova.

Encontrarás servicio de alquiler de tumbonas y sombrillas, lo cual puede resultarte útil si quieres alargar la mañana y apurar los rayos de sol. También podrás ver que hay servicio de alquiler de velomares, actividad que te recomendamos fehacientemente tanto si vas con niños como si no. Es algo muy divertido y no tiene precio alejarse pedaleando de la costa y ver la figura que dibuja el litoral al atardecer, así como la diferencia que experimentarás de nadar a decenas de metros de la playa. Los niños disfrutarán muchísimo con los velomares que tienen forma y aspecto de coches de carreras y con aquellos que llevan un tobogán incorporado. También es apto para el uso adulto, y es igual de divertido o incluso más.

Para los más atrevidos, la playa ofrece también un servicio de actividades deportivas acuáticas entre las que se encuentra un vertiginoso paseo en un colchón con forma de salchicha tirado por una lancha. No podemos asegurarte que te mantengas en ella todo el tiempo, pero lo que sí te aseguramos son las carcajadas.

Un descanso gastronómico

Ya hemos disfrutado del sol, del mar, de la playa, de las tumbonas y sombrillas y de las actividades acuáticas. Ahora es momento de aportar energía al cuerpo, y qué mejor que hacerlo en un restaurante donde los arroces tienen fama de ser exquisitos. El restaurante Ciro’s, situado en primera línea del mar en el paseo marítimo de Palmanova, sirve comida mediterránea a un precio no barato, pero sí acorde con la calidad con la que presta sus servicios. Su terraza, es un lugar que desprende romanticismo, y tal vez, si quieres adecuar el plan para celebrar una ocasión especial con tu pareja, puedes cambiar la comida por una cena en su terraza a la luz de las velas con las olas rompiendo en las rocas como telón de fondo. Te recomendamos su carta de pescados y mariscos.

Tarde en el golf

Si vas acompañado de la familia es muy probable que debas proporcionar continuamente actividades a los niños para que no caigan en el aburrimiento. Y aquí entra el Golf Fantasía para echarte una mano con los más pequeños de la casa. Aunque como te comentábamos antes, este plan puede realizarse con cualquiera.
Se trata de un divertido minigolf que permanece abierto cada día desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde. ¡A por el hoyo!

Cena típica mallorquina

Para terminar la jornada, te proponemos que acudas al Mesón Son Caliu, en el que podrás degustar platos típicos de la gastronomía de la isla a precios muy competitivos.
El restaurante cuenta además con una zona infantil en la que los niños pueden disfrutar de sus momentos de juego mientras los adultos cenan.

Fin de la jornada entre copas

Si no vas acompañado de pequeñines, es el momento para que empiece la noche. En el paseo marítimo llamado Paseo del Mar, encontrarás muchísimos bares en los que tomar un cóctel para calentar motores. También, en la misma zona, hay pubs en los que podrás bailar e incluso karaokes en los que reir hasta no poder más. Hasta aquí nuestra propuesta, lo que suceda después… va de tu cuenta.