Sa Calobra

sacalobra

El acceso a Sa Calobra, arranca de la suntuosa carretera de Tramontana, la cual recorre la totalidad de la costa Oeste de Mallorca. Cuatro kilómetros en vertiginoso descenso, por una estrecha carretera, con cerradas curvas, (una de ellas de 360º, conocida con el nombre de “nudo de corbata”, nos llevarán hasta el Puerto de Sa Calobra, atravesando la agreste sierra de Tramontana. Esta obra maestra de la ingeniería de los años 30, se llevó a cabo, sin ayuda de máquinas, según proyecto del ingeniero italiano Antonio Pavetti. A partir del Puerto de Sa Calobra, un  paseo de unos 300 metros, a través de un túnel, nos conducirá hasta el depósito arenoso del Torrent de Pareis, uno de los más importantes del Mediterráneo, donde se celebra cada verano un impresionante concierto coral, en un escenario delimitado por acantilados de más de 200 metros.

La mejor opción será acercarnos un jueves, cuando los autocares, llenos de turistas, se dirigen hacia el mercado de Inca. También existe un servicio de lanchas entre el puerto y la playa de Sa Calobra.