Excursión al Torrent des Pareis. Parte I: Consejos para la ruta

torrent-des-pareis

Hay una cantidad incidente de excursiones por realizar en Mallorca, pero hoy te presentamos la que quizá podría calificarse de la más espléndida y agradecida. Espléndida por los parajes de los que podrás disfrutar durante todo el itinerario y agradecida porque es aquí donde se cumple la regla de que todo esfuerzo tiene su recompensa. La recompensa son unas vistas inigualables, un paisaje sorprendentemente aún en estado salvaje y unas aguas cristalinas que nada tienen que envidiarle al Caribe. ¿Estás preparado? Empezaremos nuestra ruta con unos consejos muy importantes que debes seguir al pie de la letra si quieres que todo salga a pedir de boca.

Base de la excursión: Restaurante Escorca

Situado en la carretera Lluc-Sóller, una de las más largas de la isla, el restaurante Escorca puede presumir de ser un clásico punto de encuentro entre los visitantes que desean iniciar la ruta al Torrent de Pareis. Se encuentra justo en frente de la Iglesia de San Pedro (Sant Pere), en el mismo borde la carretera. No está de más decir que si se antoja perezosa la ruta el día que la has planificado, o por cuestiones climáticas decides postergarla, Escorca es un maravilloso lugar en el que gozar de una comida típica de la isla. Nosotros preferimos que sigas la ruta, pero también sabemos que existen tentaciones difíciles de obviar, y sus platos junto con el ambiente que se crea en Escorca son una de ellas.
La época recomendada para seguir esta ruta es de mayo a octubre, puesto que caminaremos dentro de un torrente, no conviene que haya habido grandes lluvias los días anteriores. Parece lógico, ¿verdad?
No te vamos a mentir, esta excursión tiene una alta dificultad, es decir, que si pensabas que ibas a caminar con tus chanclas por un terreno arenoso sin más, mejor quédate en Escorca disfrutando de un frito mallorquín. Se recomienda el uso de zapato seguro y cómodo, por ejemplo, unas buenas deportivas en las que confíes plenamente para darles caña un mínimo de cinco horas. Te repetimos que no se trata de una simple ruta de senderismo, si no que son exactamente nueve kilómetros de descenso de un torrente, si no te ves con fuerza o capacidad lo entenderemos y propondremos otro tipo de excursiones más apropiadas para todos los públicos.
Es recomendable llevar una cuerda de unos diez metros, por aquello del “por si acaso”, recuerda que en temas de seguridad toda precaución es poca.
No se trata de una ruta circular, por lo que debes entender que no acabas en el lugar donde habías empezado, y eso nos trae una pequeña complicación. ¿Cómo volvemos? Pues nosotros te recomendamos que cojas el autobús de Sa Calobra, aunque muchos viajeros destacan su poca frecuencia de paso, por lo que también puedes llamar a un taxi. El taxi te cobrará unos 40 euros, pero si decides conmpartirlo con varios excursionistas no resulta una opción tan descabellada.
Como última anotación o consejo, podemos decirte que aprovisiones de comida y bebida las mochilas hasta que revienten, porque son muchas horas de esfuerzo físico y no vas a encontrar nada ni nadie por el camino que te sirva una bebida isotónica.

Si ya has repasado todos los puntos importantes y no te falta nada, estás más que preparado para iniciar la aventura.